Consejos prácticos para evitar la Procrastinación

ansiedad-sabadellEn un artículo anterior hablamos sobre qué es la Procrastinación y cómo funciona, si repasamos las principales ideas sobre ello, entendemos por Procrastinación la tendencia a aplazar una tarea y su postergación en el tiempo.  ¿Y por qué nos ocurre esto? Pueden aparecer factores como la dificultad de la tarea, ser una tarea que no nos apetece, dificultades para tener un plan de acción y un punto de partida, la idea de qué todavía hay tiempo o que rendiré mejor bajo presión. Pero también pueden aparecer otros factores como el perfeccionismo y la anticipación al fracaso que nos condenan a procrastinar, ya que posponemos esa tarea porque sabemos que va a resultar muy difícil acabarla de acuerdo a nuestro perfeccionismo, o bien para evitar la frustración que podemos llegar a sufrir al anticiparnos al fracaso.

¿Qué podemos hacer? ¿Y cómo combatir la Procrastinación?

Hemos preparado una selección de consejos para ello, si tienes tendencia a aplazar las tareas lee con atención los siguientes consejos, seguro que encuentras algunas ideas para cambiar este hábito y lograr así tus objetivos.

depresion-sabadell

  • Regla de los dos minutos: consiste en que, si tienes una tarea o decisión que puede ser hecha o tomada en dos minutos (más o menos), hazla, no la pospongas. Con este hábito nos sentimos efectivos, ya que logramos acabar y solucionar diferentes tareas, y evitamos ir acumulando en nuestra lista de tareas pendientes un sinfín de tareas. De esta manera logramos ser activos y no evasivos.
  • División de la tarea: cuando tenemos una tarea que nos resulta difícil, larga, complicada o poco atractiva, nuestro mejor aliado es la idea “divide y venceràs”. Merece la pena que te tomes un tiempo en analizar la tarea y dividirla en partes para que puedan ser realizadas, coge lápiz y papel y anota cómo ha quedado la división de la tarea, y fíjate un plazo para realizarlas.
  • Paso a paso: esta regla nos dice que un sólo pequeño primer paso invita a la acción. Si tienes una tarea que sólo pensar en ella hace que te agobies o no quieras hacerla, puedes darte el permiso de hacerla sólo 5 minutos y dejarla. De esta manera rompes esa resistencia que tienes para iniciar la tarea y coges inercia para continuar y terminar el trabajo.
  • Recompénsate. Prémiate con una recompensa una vez que termines esa tarea que parece irrealizable o se te resiste. Con esta regla pretendemos crear una motivación, tú mismo eres quien tiene que buscar un incentivo lo suficientemente atractivo para que actúe de motivación.
  • Pilas recargadas. Si estas cansado, agotado o de mal humor, las probabilidades de que aplaces las tareas van en aumento, así que es importante que descanses lo suficiente, tengas una dieta equilibrada y hagas ejercicio, alíate con tu energía para que ella te aporte una mejor actitud frente a las tareas.
  • Las palabras nos definen. Esta regla tiene su base en la importancia del lenguaje y de nuestros pensamientos sobre nuestra conducta y actitud, no es lo mismo decirnos “Tengo que hacer la compra” que “Voy a hacer la compra”. En la primera nos aparece la idea de obligación, en cambio en la segunda manifestamos la intención y decisión de realizar algo, por lo tanto, nuestra actitud frente a realizar la compra puede variar significativamente. Una buena regla: sustituye el “Tengo que…” por “Voy a…terapia de pareja-sabadell
  • Hazlo público. Si te planteas una tarea importante o un reto, hazlo público. Puedes contarlo a tus amigos, familia o compartirlo en tus redes sociales. De esta manera adquieres un compromiso y responsabilidad evitando su procrastinación.
  • Evita las distracciones. Tú mismo ya conocerás aquellas distracciones en las que caes más frecuentemente, evítalas y mantenlas lejos de tu alcance. Comúnmente nos suelen distraer el móvil, las notificaciones, el email, etc. Desconéctalo cuando estés frente a una tarea complicada.
  • Tomar decisiones. Estable tu orden y prioridad sobre las tareas, dedica un par de minutos para reflexionar sobre qué significa realmente esa tarea y toma una decisión al respecto. Puedes establecer una prioridad o importancia o por el contrario puedes decidir de manera racional posponerla, en ese caso ya no estas procrastinando si no estableciendo prioridades y no te sentirás culpable por ello.
  • Haz un seguimiento de tu tiempo. Anota las tareas que vas realizando y el tiempo que has dedicado a ello, de esta manera serás consciente de cómo vas utilizando el tiempo al mismo tiempo que adquieres una rutina.
  • Saber decir NO. En ocasiones nos vemos con la obligación de realizar tareas que no nos apetecen o no nos corresponden simplemente porque no hemos sabido decir que No a los demás. Aprende o busca la manera de ganar asertividad, ello te evitará tener que cumplir compromisos que luego se convierten en tareas que procrastinamos.
  • Sé flexible. Muchas veces caemos en la obligación de terminar algo simplemente porque lo hemos empezado y ello nos culpabiliza o nos genera malestar al tenerlo que acabar. Reflexiona sobre si ese proyecto continúa siendo importante o tiene su sentido, permite abandonarlo o aplazarlo si no lo es.fobias-sabadell

Si quieres saber más al respecto, o estás buscando un psicólogo en Sabadell, contacta con nosotros mediante nuestra página web por formulario de contacto, email o teléfono, y solicita tu primera visita gratuita sin compromiso.

 

Centro de Psicología InSight

María José Jiménez

Col. 25541

134 Veces visto
¿Te ha gustado el artículo? Valoración:
Comparte este artículo:
1
Hola, en qué podemos ayudarte? ☺
Powered by
Vuelve al inicio