El Síndrome de Asperger: historia, clínica y escolarización

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

psicólogos sabadell

Historia del Síndrome de Asperger

El Síndrome de Asperger (SA) es un síndrome descrito inicialmente por Hans Asperger, psiquiatra y pediatra. Fue el primero en describir los síntomas del autismo en niños más pequeños.

El síndrome de Asperger es un trastorno que anteriormente formaba parte del clúster Trastornos Generalizados del desarrollo, donde se incluía junto a otros trastornos como el Autismo o el Síndrome de Rett. Después de la última revisión del DSM (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders), el síndrome de Asperger queda recogido dentro del Trastorno del Espectro Autista (TEA), con el especificador: con el lenguaje preservado.

Características clínicas

Actualmente el SA está incluido dentro del TEA porque tiene dos áreas afectadas:

  • Deficiencias sociales

Dificultades para interpretar las señales sociales y del lenguaje no verbal.

Dificultades en la interpretación de las emociones.

Presentan una semántica rica que contrasta con un déficit en la pragmática del lenguaje.

  • Comportamientos, intereses y actividades restringidas y estereotipadas

Tienen focos de interés que no suelen ser compartidos con los demás: dinosaurios, medios de transporte, el espacio…

Están absortos con un tema, lo cual los lleva a dejar de lado otros temas que no le son de su agrado y ello le dificulta las relaciones sociales al no compartir un foco de interés.

Aproximación al Síndrome de Asperger en la escuela

Aquellos alumnos con SA que presentan un buen rendimiento académico suelen pasar desapercibidos y, como consecuencia, suelen estar excluidos de la posibilidad de adquirir becas de ayuda para el aprendizaje. El rendimiento académico suele ser en general bueno por qué no presenta una discapacidad intelectual impida consolidar el aprendizaje. Pero las dificultades estriban en otras áreas:

– relación con los compañeros

Una de las dificultades que presenta el síndrome de Asperger es el entablar relaciones sociales asertivas y esto lleva a que en la mayoría de las ocasiones este perfil queda excluido del grupo clase.

La exclusión respecto al grupo viene dada muchas veces por la falta de conocimiento de su diagnóstico, así como de funcionamiento: no comprenden que un comentario puede tratarse simplemente de una broma, no entienden la ironía, no entienden las emociones de los demás… y todo esto les lleva a desconfiar de las intenciones los demás.

Sí que se ha observado que este perfil presenta una mejor relación con aquellos alumnos que se encuentra en un curso superior o inferior al suyo.

– Conflictos con el profesorado

La literalidad y la rigidez de sus pensamientos los llevan en muchos casos a presentar conflictos con el profesorado que no entiende el funcionamiento del Síndrome de Asperger. En cambio, el profesorado que se ha formado en el estudio de este síndrome es capaz de vincular mejor con ellos y a ayudarles a alcanzar las metas propuestas.

Es importante recordar que la negatividad a realizar una tarea por parte de un niño con asperger no es debido a una actitud desafiante como sería el caso del Trastorno Negativista Desafiante. En el SA por una falta de predicción sobre la tarea que tiene que hacer o bien porque no entiende el motivo de tener que realizar esa tarea.

mejor psicologo sabadell

Adaptaciones metodológicas

A continuación, se especifican un seguido de adaptaciones metodológicas que permiten al niño con SA facilitar la convivencia en el aula en relación con los compañeros, así como al aprendizaje:

  • Uso de rutinas
  • Vigilar la rigidez en la aplicación de las normas
  • Aprovechar las áreas de interés del niño
  • Uso de estímulos visuales
  • Facilitar las relaciones sociales donde pueda destacar el niño con autismo en el área de interés que tenga más desarrollada
  • Proporcionarle retos
  • Explicación de los conocimientos de forma explícita
  • Dejarles su espacio
  • Adaptar los exámenes para preguntar de forma explícita evitando elementos innecesarios
  • Trabajar la prosodia
  • Ayudarles a que entiendan el comportamiento social
  • Trabajar por parejas

Conclusión

En conclusión. podemos decir que los niños con SA pueden alcanzar el aprendizaje esperado a nivel académico, pero es responsabilidad de los adultos que también puedan disfrutar por el camino de otros aspectos relacionados con el mundo escolar, así como social y personal.

La colaboración del centro educativo del niño con otros centros donde asista, y la comunicación fluida entre estos y la familia, serán de vital importancia para el desarrollo emocional, cognitivo y social de estos niños.

Está en nuestras manos entender el funcionamiento del niño y entender a la familia que hay detrás del Síndrome de Asperger.

 

Referencias bibliográficas:

Centre InSight, tus psicólogos en Sabadell online

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 2   Promedio: 5/5]
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Abrir el chat
1
Hola, en qué podemos ayudarte? ☺