¿Qué es una terapia sistémica y beneficios?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Las terapias sistémicas no son aquellas terapias psicológicas convencionales. Este tipo de terapia tiene como objetivo solucionar problemas que se dan en algunos sistemas y cambian la dinámica de comunicación. Te contamos en qué consiste, quiénes pueden hacerlo y sus beneficios.

¿Qué es una terapia sistémica?

Este tipo de terapias trabajan la comunicación a nivel de sistemas o grupos. El psicólogo que emplea este tipo de terapia, debe realizar una profunda investigación de la comunicación y relación que pueda tener un grupo de personas con cierto nivel de interacción, como es la familia.

¿Qué trabaja la terapia sistémica?

Existen distintas terapias y modalidades de intervención. Algunas terapias se centran en trabajar problemas o patologías determinadas en las personas, pero como individuos. Las terapias sistémicas trabajan a las familias como sistema y subsistemas, como son las terapias de parejas y otros grupos de pertenencia del individuo. 

Tienen un enfoque global e integral, a través de la psicología sistemática, que es un pensamiento más circular, es decir, integran a todos los miembros

¿Cómo se aplica?

Esta terapia lleva aplicándose hace ya varios años y pone énfasis en las emociones de la familia entera. Tiene un enfoque global e integral, poniendo el foco en la importancia de conocer las dinámicas familiares y los estados mentales de todos los miembros para entender las conductas individuales. Sus principales objetivos son: mejorar la relación familiar o de pareja, aumentar la comprensión y comunicación entre los miembros involucrados, desarrollar y solucionar problemas, así como tratar adicciones. 

Durante la entrevista, el psicólogo familiar llevará a cabo 4 fases: social, problema, observación y suma.

En la primera fase, cada miembro involucrado en la terapia se presenta. Es fundamental este paso porque permite al psicólogo analizar la interacción entre el individuo y su familia. 

La fase del problema, donde el especialista explora a cada miembro de la familia, es en la que generalmente presentan al niño o adolescente identificado, pero no siempre es el problema de base. La terapia se da inicio en esta segunda fase.

terapia sistémica

Como tercera fase tenemos la observación. Esta se da a lo largo de toda la terapia, cuando cualquier miembro está compartiendo su punto de vista o perspectiva, cuando muestra quejas o presenta algún problema. La tarea del psicólogo es desarrollar una alianza entre la familia e involucrarlos con mucha sensibilidad, ya que algunos pueden actuar a la defensiva. 

Por último, encontramos la fase de la suma, donde la intervención se hará basándose en los datos de la valoración, divididas en cuatro categorías: el historial familiar, la estructura, la comunicación y las funciones reguladoras homeostáticas. 

¿Cuál es el objetivo de la terapia familiar sistémica?

El principal objetivo de este tipo de terapias, es poder resolver los problemas prácticos que ocurren dentro de las dinámicas familiares. Los psicólogos o terapeutas, no dan un diagnóstico individual ni se concentran en ver quién tiene el problema, sino que conducen la terapia al reconocimiento de los patrones disfuncionales dentro de los comportamientos de cada miembro de la familia, como familia.  

Se podría decir que los principales objetivos de la terapia familiar sistémica son: mejorar el funcionamiento de las familias a nivel de comunicación, aumentar la comprensión mutua, estimular el apoyo emocional, desarrollar estrategias de afrontamiento y crear habilidades resolutivas para problemas específicos

Beneficios de la terapia sistemática

Al ser una terapia que trabaja un sistema, aporta ciertos beneficios grupales y ya no tanto individuales, como los que vemos a continuación:

Mejora la comunicación

Al mejorar la comunicación, las relaciones interpersonales mejoran. Esto crea un ambiente más positivo y fácil de manejar.

Permite expresar los sentimientos

La capacidad de expresarse con total libertad, sin el miedo a ser juzgados permite abordar problemas desde la raíz. 

Promueve la resolución de conflictos

Se brindan herramientas o mecanismos para que los miembros involucrados puedan incorporar en el día a día. 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Abrir chat
1
Hola, en qué podemos ayudarte? ☺