5 tips para no discutirte con la familia en Navidad

opiniones psicologo sabadell

En breve llegan las navidades y con ellas las cenas y comidas con la familia. A veces nos juntamos con familiares que vemos pocas ocasiones al año, y aunque normalmente este hecho nos produce ilusión y felicidad, otras veces conlleva peleas y tensión ante comentarios y actitudes que nos molestan.

¿Por qué suceden estas discusiones y peleas?

A veces en las familias se acaba produciendo una especie de competitividad por demostrar quién lo hace mejor y quién lleva razón. Este hecho suele ser provocado por personas con una actitud social tóxica, con la que debemos aprender a lidiar y a relacionarnos.

¿Por qué hay personas que se comportan así?

Los motivos pueden ser varios, pero pueden estar relacionados con la competitividad y la necesidad de sentirse queridos. Cuando una persona acaba intentando hacerse notar ante la familia e intenta dejar mal a otras personas puede estar relacionado con la inseguridad. Inconscientemente pueden tener la tentación de dejar mal a otras personas porque sienten que de esta manera ellos estarán mejor valorados. Otro de los motivos para generar relaciones sociales tóxicas como las que hemos explicado son las viejas rencillas no resueltas. En todas las relaciones sociales se producen de vez en cuando conflictos, cuando estos no están resueltos y no se han hablado, se puede acabar generando una situación sin resolver, con lo que las personas pueden llegar hasta estas reuniones a la defensiva, cosa que acaba produciendo pequeñas disputas y discusiones.

psicologo sabadell

¿Qué podemos hacer?

1. Si estas situaciones ya se han dado en el pasado ya sabemos qué podemos esperar. Los días anteriores a estas cenas podemos hacer un trabajo de concienciación al respecto, podemos repasar mentalmente las situaciones y analizar de qué manera reaccionamos en el pasado, para así valorar si debemos cambiar o no nuestra forma de actuar. Si creemos que nuestras reacciones no nos hicieron sentir bien entonces debemos cambiar mentalmente nuestras actitudes e imaginarlas como si de una película se tratase. El trabajo de visualización previo puede prepararnos para responder de manera diferente después en la realidad.

2. Podemos hacer un trabajo de empatía e intentar entender por qué algunas personas reaccionan de esta manera. No decimos que haya que justificarlo, sino explicarlo. En párrafos anteriores hemos explicado posibles motivos ante algunos comportamientos, entenderlos puede hacer que baje nuestra tensión, ya que esta también aumenta ante situaciones de incertidumbre y que no logramos entender.

mejor psicologo sabadell

3. Poner el foco en nosotros mismos puede ser una buena manera de prepararnos ante estas situaciones. Posiblemente pensamos que nosotros no tenemos ninguna culpa y que siempre nos comportamos de manera correcta, pero cuando acudimos a reuniones sociales de forma tensa es probable que, aunque no lo pretendamos, en nuestra actitud y comportamiento se vea reflejada estas emociones. Esta situación puede hacer que las otras personas también perciban estas actitudes y también actúen a la defensiva, por lo que el conflicto está servido. Estar concienciados para mostrar una actitud más relajada y más segura evitando una actitud de tensión, hará que el ambiente se relaje considerablemente.

4. Evitar los juegos psicológicos. Aunque intentemos actuar de forma correcta podemos encontrarnos ante alguna persona que quiera provocarnos ya que está esperando generar conflicto. Si nos dejamos llevar por estas actitudes entraremos de lleno en el juego de tensión que pretendían, la respuesta que esperan por tanto es la de tensión y defensa. Si somos conscientes de esta posibilidad y respondemos de manera calmada y sosegada, sin querer entrar en este juego, podemos provocar desconcierto en esta persona. Quizá inicialmente provocamos que nos quieran llevar a este juego de forma más intensa, pero si seguimos sin responder al final se cansarán y cesará esta situación.

terapia pareja sabadell

5. Ser consciente de las emociones que queremos sentir durante estas reuniones. A veces es inevitable pensar que no podremos evitar responder ante provocaciones o discusiones: temas familiares, política, economía, etc. Si sentimos que no podremos controlarnos lo mejor es cambiar de tema o no inmiscuirse. Debemos tener autoconciencia emocional y poner el foco en cómo nos hace sentir meternos en estas situaciones, si la respuesta es que nos hace sentir mal, lo más sensato para nosotros es evitar entrar en las polémicas y hablar con otra persona con la que nos sentimos más a gusto. Buscar el resguardo en personas con las que no nos sentimos tensionados o a la defensiva es una buena manera de sentirnos bien y evitar relaciones sociales tóxicas.

Deseamos que estos consejos os ayuden a pasar unas buenas fiestas con vuestros familias y amistades. ¡Feliz Navidad!

Si buscas un psicólogo en Sabadell puedes pedir una primera visita con nosotros en nuestra sección de contacto.

Centro de Psicología InSight

José R. Martín

Col. 24026

¿Te ha gustado el artículo? Valoración:
209 Veces visto
Comparte este artículo:
1
Hola, en qué podemos ayudarte? ☺
Powered by
Vuelve al inicio