5 errores que cometemos en pareja y cómo evitarlos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

pareja1

A continuación os expongo 5 errores que muchas veces cometemos en nuestras relaciones de pareja y qué podemos hacer para intentar evitarlos:

  1. Exigir que la otra persona cambie.

Es normal que haya cosas de nuestra pareja que no nos gusten, pero si la hemos elegido para que esté con nosotros es porque aceptamos libremente sus defectos igual que la otra parte deberá aceptar los nuestros. Exigir constantemente que cambie hará que la otra persona se sienta mal, ya que o intentará cambiar su forma de ser, cosa que puede hacer que interiormente no se sienta aceptada, o bien se sentirá atacada porque puede llegar a sentir que no es lo que queremos. Si deseamos pedir que nuestra pareja cambie ciertas cosas podríamos usar la siguiente fórmula: esto que sueles hacer la verdad es que no me gusta, y me alegraría que no lo hicieras, pero aunque no dejes de hacerlo te querré igualmente.

  1. Dejar nuestra vida de lado.

En un proyecto de vida en común es habitual centrarnos mucho en nuestra pareja y dejar de lado nuestro otro mundo: amigos, ocio, nuevas aficiones, etc. Esto hace que nuestra dependencia emocional hacia la otra persona vaya en aumento, y además descuidamos nuestra vida social sin pareja, cosa que es muy negativo para nosotros y para nuestra relación. Tener una vida a parte de nuestra pareja es muy sano, ya que ayuda a la pareja a descongestionarse, a romper la monotonía y muchas veces, a no agobiarnos. Darle atención a nuestra pareja es necesario y recomendable para que funcione bien, pero también debemos atendernos a nosotros mismos, porque si nosotros no somos felices y nuestra pareja tampoco, difícilmente la relación será una relación funcional y duradera.

pareja3

  1. Ausencia de “caricias” positivas.

Las caricias en nuestras relaciones ya sean tanto de amistad, familiares o de pareja, no se realizan solamente desde el plano físico, también se pueden hacer verbalmente. Señalar diariamente las cosas que nos gustan de nuestra pareja, las cosas que hace bien o las cosas que hace por nosotros de forma desinteresada, es una buena manera de cuidar nuestra relación. Muchas veces la monotonía de la vida diaria o en un momento de bajón de relación olvidamos el aspecto anteriormente comentado, y no nos fijamos en las cosas positivas que hace la otra persona por nosotros. Descuidar este aspecto hará que la otra persona pueda sentirse no querida por nuestra parte o que no apreciamos sus acciones. Prestar atención a estas cosas y decírselas a la otra parte puede hacer que se sienta mejor y nuestra relación mejore.

  1. Adoptar “roles” en la relación.

A medida que las relaciones avanzan tendemos a adoptar ciertos papeles como el de víctima, el de “yo soy responsable de la felicidad de mi pareja”, yo soy el adulto de la pareja, la otra parte de la relación es la que tiene que “buscarme” para tener sexo, yo siempre tengo que ser el malo con los niños, etc. Estos papeles acaban siendo perjudiciales, porque muchas veces acabamos sintiéndonos agobiados por esta situación y no sabemos salir de ella. Intentar fijarse en estos “papeles” y trabajar para cambiarlos es muy positivo para que ambos hagan de todo y enriquecer la relación. Para solucionar estas situaciones es muy importante la comunicación, aspecto esencial en cualquier relación sana de pareja.

pareja2

  1. Mostrar nuestras emociones sin analizar si son emociones auténticas.

Muchas veces en las relaciones existen épocas en las que parece que ambas partes están enfadadas, a la defensiva, y cualquier cosa es motivo para explotar y provocar una discusión. Es como si los dos estuviesen enfadados el uno con el otro, y realmente eso es lo que sienten. Pero muchas veces estos sentimientos no son auténticos. ¿Qué quiere decir esto? Pues que existen lo que se llama emociones parásitas. Las emociones parásitas son aquellas que sirven para tapar las que realmente sentimos. Muchas veces estas parejas que siempre se están peleando en realidad no están enfadadas, lo que están es tristes, tristes porque no se sienten queridos, tristes porque no se sienten deseados, tristes porque no se sienten apoyados. Como a veces no sabemos expresar estas emociones se produce una actitud inconsciente disfuncional, y mostramos enfado en vez de tristeza. Al no mostrar nuestras auténticas emociones es difícil arreglar el problema, porque intentamos solucionarlo trabajando en el enfado cuando lo que realmente deberíamos trabajar es en los motivos de nuestra tristeza y la de nuestra pareja.

Si os encontráis en alguna de las situaciones anteriores, no sabéis cómo solucionarlo, buscáis un psicólogo en sabadell y os estáis planteando hacer terapia de pareja, podéis pedir una primera visita gratuita y comentarnos vuestra situación de pareja.

José R. Martín Col. 24026

Centro de Psicología InSight

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0   Promedio: 0/5]
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Abrir el chat
1
Hola, en qué podemos ayudarte? ☺